9 ago. 2011

Disturbios tras el asesinato de un joven a manos de la policía (Londres)


El barrio de Tottenham, suburbio del norte de Londres, fue donde se produjo una larga noche de protestas y enfrentamientos solo comparable a los disturbios que se vivieron en 1985.

Los incidentes de la noche del sabado 6 de agosto, se iniciaron cuando los policías intentaron disolver a bastonazos una manifestación pacífica frente a la comisaría en High Road, lo que derivó en de violencia callejera, incendios y saqueos.

Varios cócteles molotov y piedras fueron lanzados contra los agentes, además un vehículo policial fue empujado hacia el centro de la avenida High Road, donde fue quemado. Lxs jóvenes también incendiaron contenedores de basura y se enfrentaron contra los agentes. También incendiaron autos, al menos dos patrullas policiales, un bus rojo de dos pisos, locales comerciales y un gran edificio en construcción, que fueron reducidos a cenizas.

Todo empezó poco después de las ocho de la noche, cuando de cientos de personas protestaban pacíficamente ante la comisaría de Tottenham para protestar por el asesinato de un joven vecino, lo que se convirtió en una violenta represión policial, que fue respondida por la gente del barrio y jovenes solidarios de otras zonas de suburbios de Londres. Los disturbios duraron toda la noche y se extendieron por amplias zonas del barrio.

Al menos 26 agentes resultaron heridos solo la noche del sabado y casi una decena se encuentra hospitalizados, especialmente uno se encuentra grave con una herida en la cabeza.
Sumado a los agentes heridos el domingo el total tras el fin de semana sería de 35, pero se cree que esta cifra podría aumentar.

Por otro lado 48 personas fueron detenidas solo la noche del sabado, se desconoce la cantidad de manifestantes heridxs pero serian menos que los agentes. Segun la prensa el total de detenidxs en Londres durante del fin de semana podria aproximarse a 200.

La policía asesino el jueves a un joven de 29 años, Mark Duggan, abatido a tiros por un agente cuando iba a ser detenido. Mark estaba en un taxi cuando se encontró con agentes encapuchados que desarrollaban una “operación especial”, segun la policía el joven había disparado contra un agente que no resulto herido. Mark era un joven negro padre de cuatro niñxs.

Las zonas donde se desarrollaron los principales hechos represivos están todavía acordonadas por las fuerzas de seguridad. Y los disturbios han continuado todo el fin de semana. Tottenham en momentos se ha convirtió un campo de batalla con enfrentamientos entre cientos de jóvenes que responden y atacan la prepotencia policial, y policías antidisturbios.

Durante el domingo los disturbios se han extendido a distintos puntos de Londres, especialmente en la zona este, en el barrio de Hackney. Donde jovenes atacaron a los agentes con palos y piedras, le prendieron fuego a vehículos, destrozaron vitrinas de tiendas y saquearon tiendas. Hubo decenas de policías heridos.

Las protestas (que comenzaron en el barrio de Tottenham el sábado) se extendieron a al menos a otros siete puntos de la ciudad durante el domingo como a Peckham y Lewisham. Para este lunes 8 de agosto ya se contabilizaban 11 áreas de conflicto.

La violencia policial vivida desde el sabado en la noche ha provocado sentimientos de rabia entre lxs residentes de la comunidad que sufre graves problemas de pobreza, sobrepoblación y con un dificil “convivir” con la policía.

La historia se repite

El barrio donde se han producido los hechos está muy cerca del escenario de una de las revueltas más famosas de Gran Bretaña, hace poco más de 25 años.

El 6 octubre de 1985, un inmigrante caribeño negro fue asesinado por la policía cuando allanaba su vivienda, lo que produjo disturbios masivos en el que se enfrentaban cientos de policías blancos a una multitud de jóvenes negros, segunda generación de inmigrantes, apoyados por solidarios del Gran Londres. Un policía resultó muerto a machetazos tras la revuelta.

Este asesinato policial ocurrió una semana después de otro hecho que produjo los grandes disturbios de Brixton, también zona de suburbio londinense. El 28 de septiembre de 1985 la policía entró pateando la puerta a la vivienda de una inmigrante caribeña negra, Dorothy ‘Cherry’ Groce, buscando a su hijo, que no se encontraba allí. Los represores dispararon a la mujer y la dejaron paralítica de la cintura para abajo.

Inmediatamente se corrió la voz y comenzaron las manifestaciones de protesta de jóvenes negros contra policías blancos, rápidamente reforzados por cientos de patrullas de todo Londres. La policía perdió el control del barrio por 48 horas, pero lo fue reconquistando a base de represión masiva, que produjo la muerte de un fotógrafo.


*Extraído de LiberaciónTotal

No hay comentarios:

Publicar un comentario