9 dic. 2010

[Oviedo] Brutal agresión fascista contra menores del Materno Infantil


Varios menores extranjeros residentes en el centro de acogida Materno Infantil de Oviedo han sido salvajemente agredidos por varios individuos armados con palos. Dos de ellos están hospitalizados y otros tres afortunadamente consiguieron escapar. Todo esto sucede tras la campaña de Democracia Nacional contra estos menores en situación de desamparo y por tanto tutelados por el Principado de Asturias.

Estamos asistiendo a una campaña de criminalización de la inmigración consciente y organizada por parte de la burguesía, arrojando oscuridad y confusión a la población con el fin de alimentar los prejuicios racistas. El objetivo de fondo es dividir a la clase trabajadora entre inmigrantes y nativos y desviar la atención de ambos de la lucha contra las medidas antisociales que los capitalistas quieren imponer a todos los trabajadores, independientemente de su origen nacional, su religión o su cultura.

En Europa, todos los gobiernos están endureciendo sus políticas migratorias, acompañando las modificaciones legales con un discurso de tintes xenófobos y con un aumento del acoso policial. Las redadas racistas están a la orden del día y los medios de comunicación de masas siguen actuando de comparsas del poder. A todo esto hay que sumar el dantesco espectáculo de las deportaciones masivas de gitanos en Francia y otros países de la Unión Europea, con la complicidad de todas las instituciones, entre ellas el gobierno español.

Estas políticas también se están trasladando a los llamados “menas” (menores extranjeros no acompañados), ya que la tendencia generalizada es a considerarles inmigrantes antes que niños, con la intención de ir aplicándoles las leyes de inmigración en lugar de las leyes internacionales de protección de la infancia. En el estado español, cada vez son más las comunidades autónomas que intentan deshacerse de estos menores, negándoles la tutela (con dudosas pruebas para certificar la edad) y cometiendo todo tipo de irregularidades como han denunciado numerosos colectivos y organizaciones sociales, como SOS Racismo o la Coordinadora de Barrios.

IMPUNIDAD FASCISTA

Esta situación de criminalización y persecución que sufren los trabajadores y los jóvenes inmigrantes son el caldo de cultivo perfecto para que los grupúsculos fascistas actúen con impunidad (según el Informe Raxen, se producen unas 4000 agresiones racistas al año en el estado español), intentando inocular el veneno del racismo en nuestros barrios. Prueba de esto es la miserable campaña orquestada por Democracia Nacional en Oviedo contra los menas, culpando a los menores extranjeros de la “inseguridad” ciudadana en esta ciudad. Recientemente repartieron panfletos racistas y realizaron varias concentraciones a las puertas del Centro Materno Infantil, residencia de acogida donde viven menores de entre 0 y 18 años, tanto extranjeros como nativos. La pasividad de las autoridades públicas ante esta situación está siendo bochornosa, así como la campaña de criminalización de estos jóvenes en la prensa local que está acompañando la actividad de los nazis de Democracia Nacional. Y como resultado de esta permisividad para con estos terroristas, finalmente se ha producido esta salvaje agresión.

Hacemos un llamamiento a las organizaciones sociales para que organicen una respuesta contundente contra las agresiones racistas y la barbarie fascista, movilizando a la sociedad contra estos energúmenos. A su vez, una vez más, volvemos a exigir a las autoridades la ilegalización de Democracia Nacional y demás organizaciones de extrema derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario