20 ago. 2011

Actuales situaciones de algunas detenciones por bombas molotov en el contexto de las protestas estudiantiles en Chile


A continuación algunos casos de compañerxs que han sido procesadxs en el marco de las distintas y fuertes protestas estudiantiles.
Solo presentamos algunos casos, no teniendo información de la situación actual de distintos compas detenidxs y/o procesadxs por los mismos delitos en el mismo contexto, optamos por publicar esta info a modo de romper la desinformación. A quienes quieran difundir información de compas detenidxs enviarla al mail liberaciontotal(arroba)riseup.net

Valdivia: El 3 de Agosto una llamada de un anónimo-colaborador avisa a la policía de movimientos sospechosos en la calle, provocando la intervención de las fuerzas represivas en el sector deteniendo a 7 estudiantes que se preparaban a realizar un corte de calle.
La represión les incauta combustible, neumáticos, mecha, virutilla, encendedor, pinturas, una resortera y una planificación de las barricadas a realizar, para finalmente inculparlxs por fabricación de artefactos incendiarios.
De lxs 7 estudiantes, 5 eran menores de edad quedando cuatro de ellxs con medidas cautelares mientras que la detención de uno fue declarada ilegal.
Cristian Castillo y Valentina Vargas (estudiantes de la Universidad Austral), tras permanecer mas de una semana en prisión preventiva, el 12 de Agosto la corte de apelaciones de Valdivia les concede la salida a la calle resolviendo que los elementos encontrados estaban destinados a realizar barricadas en el contexto de manifestaciones estudiantiles y no la fabricación de bombas molotov.
Tanto Cristian como Valentina han quedado con arraigo nacional y firma cada 15 días.

Puerto Montt:El 11 de Agosto en el transcurso de una marcha estudiantil en el centro de la ciudad, la policía recibe un nuevo llamado telefónico anónimo de parte de un ciudadano-colaborador de la represión, alertando que algunos manifestantes llevarían bombas molotovs.
La policía detiene a dos compas, uno menor de 15 años y Carlos Ojeda Gutierrez (18 años) acusandolos de porte de artefactos incendiarios, utilizando como pruebas tijeras, telas de genero (supuestas mechas) y cuatro botellas con un desconocido liquido -que según la represión seria bencina-.
Al ser formalizados, se probó que las supuestas mechas corresponden a una bufanda y un cuello de polar, mientras que las botellas con supuesto liquido inflamable corresponden simplemente a pintura. Así la propia LABOCAR (Laboratorio criminalístico de carabineros) señala en un informe: “estas botellas pueden ser utilizadas para ser lanzadas hacia vehículos policiales o a la vía pública con el fin de causar daño al dejar pintada la superficie donde impacte”. Corroborando que simplemente son botellas con pintura.
Finalmente la detención fue declarada ilegal y los compas salieron sin medida cautelar alguna. Al salir del tribunal Carlos dijo: “las botellas tenían pintura, era pintura al agua. Si quieren ponerle un nombre, digan que son bombas de pintura, pero no molotov.”

Santiago:
El 5 de agosto la PDI realiza un basto operativo en la ciudad. En la comuna de Estacion Central tras la presencia de las fuerzas represivas, Felipe Willson (24 años) deja una mochila con 6 bombas molotov y arranca para luego ser interceptado por la represión.
El compañero asume su participación pero especificando que seria para utilizarlas encendiendo barricadas, de esta forma el compa queda con arresto domiciliar nocturno.

Durante las protestas del día martes 9 de agosto la PDI detuvo a Víctor Riquelme y Melannie Bernal, ambos de 20 años, quienes fueron acusadxs de porte de bombas molotov. Además entre sus cosas se encontraron panfletos por la “libertad de Francisco Moreno”. Notenemos información de situación en la que quedaron lxs compas, solo que no quedaron detenidxs, por lo que creemos que deben haber quedado con firma y arraigo nacional.

No olvidamos a Francisco Moreno (20 años) acusado de homicidio frustrado contra un agente represor y porte de artefactos incendiarios. Tras ser detenido el 14 julio y puesto en “libertad”, la maquinaria del poder movió sus hilos con una lluvia de declaraciones contra los “permisivos jueces” y el 22 de julio volvió a ser encarcelado en la prisión privada Santiago 1. Las pruebas presentadas por Dipolcar (policía política) solo mostraría a Francisco portando una molotov, pero nunca fuera de la Embajada de Brasil ni lanzando nada contra dicho recinto, claramente esto demuestra la que la policía al no detener a lxs responsables del ataque a la Embajada tomó a quien fuera a resultar como “culpable” y con esto dar una respuesta a sus jefes del Ministeri del Interior.
¡Solidaridad con lxs compañerxs prisionerxs y procesadxs!
¡Por la agitación social y la extensión de la revuelta!

No hay comentarios:

Publicar un comentario